Baja de peso sin hacer dieta

Aunque no lo creas, se puede bajar de peso sin hacer dieta  poniendo en práctica estos consejos prácticos que tenemos para ti

Hazel González

Existen trucos para adelgazar que no tienen nada que ver con hacer una dieta estricta ni contar calorías. Y es que cuando se tata de perder un poco de peso y deshincharse muchas veces es suficiente con abrazar buenos hábitos alimenticios y aumentar la práctica de ejercicio. 

Incluso si no necesitamos adelgazar, una revisión de nuestros hábitos nos puede ayudar a recuperar el equilibrio, practicar una alimentación consciente y aprender cuáles son las claves de un plato saludable para utilizarlas a diario.

A continuación te contamos en qué consisten estos consejos que te ayudarán a perder peso fácilmente.

Reduce las horas entre las comidas

Dedica 15-20 minutos diarios a desayunar, dividir la dieta diaria en 5 ingestas sin dejar que transcurran más de cuatro horas entre ellas. Si vemos que esto va a suceder es importante tomar un segundo desayuno o un picoteo saludable a media mañana y media tarde.

Come de forma consciente y más lentamente

intenta comer, como mínimo, en unos 20 minutos, nunca menos. En un entorno tranquilo y agradable, y en buena compañía. Beber de forma generosa -agua con gas con unas gotas de zumo de limón y hielo, para disminuir el apetito-. intenta rebajar la ansiedad y el estrés, escuchando música suave (clásica, jazz, soul o blues), o tomando infusiones relajantes de valeriana o melisa que además te ayudarán a dormir del tirón si las tomas por la noche.

Controla las cantidades de comida

Habría que tomar a diario: de 4 a 6 raciones de cereales integrales (pasta, arroz y pan), 2 de verduras y hortalizas, 3 de frutas, de 3 a 6 raciones de 10 ml de aceite de oliva, de 2 a 4 de leche y derivados, y de 4 a 8 raciones de agua. Y a lo largo de la semana: de 3 a 4 raciones de pescado, carnes magras, aves y huevos, de 2 a 4 de legumbres, y de 3 a 7 de frutos secos. Además de tomar de vez en cuando una copa de vino tinto o cerveza y practicar 30 minutos diarios de ejercicio. 

Presta atención a los condimentos de tus platos

Las salsas aromáticas o las especias no añaden prácticamente energía a los platos, pero las grasas puras como aceites, mantequillas o margarinas, aderezos como quesos, frutos secos, semillas o tostones de pan frito tienen un aporte calórico altísimo.

Haz una cena ligera

El menú de la cena debe ser austero, digestivo, suave y que proporcione un sueño reparador. Según los expertos, la cena debe aportar un 25%, máximo un 30% de la energía diaria.” ¿Qué alimentos deben formar parte de tus cenas para adelgazar bajas en calorías? Vegetales (sopas de verduras y purés de verduras, ensaladas, verduras al vapor o asadas), pescado blanco o azul, carne de ave o huevo cocinados de una forma suave y sin adición de grasa (plancha, horno, vapor o asado). Y de postre, fruta o lácteo con poca grasa.

Bebe agua

Ni bebidas refrescantes, ni alcohólicas, ni zumos empaquetados, ni batidos de fruta o lácteos, ni leches vegetales. “El agua es la que debe ser nuestra bebida base. No aporta energía ni aditivos y, además, no tiene contraindicaciones. Las mujeres deberíamos beber 1,6 litros de agua al día. ¿Necesitas más razones? ¡Beber agua te hace más guapa! Cabello más sano, piel radiante, combatir y eliminar la celulitis

Planifica tus compras de comida

¿Qué alimentos no deberían faltar en tu lista de la compra? Fruta y verdura de temporada, lácteos con poca grasa (yogur natural, kéfir y queso fresco), carnes magras (conejo pollo, pavo), huevos, pescado blanco y azul, legumbres, aceite de oliva virgen extra, pasta, arroz y pan integral y quinoa por sus beneficios saludables, hierbas aromáticas (perejil, albahaca, orégano, laurel, menta, romero o tomillo), especias (pimienta, pimentón, cúrcuma o jengibre), agua e infusiones (manzanilla, hierbaluisa, rooibos, poleo menta). El resto es prescindible. Y cuando vayas a hacer la compra elabora una lista y cíñete a ella, vete sin apetito o después de comer, sin prisas, con el tiempo suficiente para elegir tranquilamente, y no utilices el teléfono móvil mientras compras.

Toma más té y menos café

Practicar el ‘teoxing’ (o tomar té e infusiones para adelgazar), sobre todo después de las comidas, te ayudará a estimular la pérdida de grasa y a aumentar la saciedad. Eso sí, si eliges bien.

LOS MEJORES TÉS PARA PERDER PESO

Elige aquellos que contengan guaraná, té verde (ralentiza la absorción de grasas e hidratos de carbono), ortiga francesa (que además es diurética), menta o jengibre, que ayudan a evitar la hinchazón.

LA HORA DEL CAFÉ

Si prefieres café a té, procura que sea solo. Y por supuesto, sin azúcar ni edulcorantes.

El máximo: dos o tres cafés diarios, como mucho.

Bajar de peso, ese es el objetivo. Aunque quizás te resulte más interesante si lo completamos con un “sin hacer dieta”. Ahora mejor, ¿verdad? Aunque no lo creas, se puede lograr cambiando algunos de nuestros hábitos y siguiendo estos consejos prácticos.

A %d blogueros les gusta esto: