Esencia facial hidratante un imprescindible para el cuidado de tu piel

Un nuevo paso en tu rutina de belleza con el que conseguirás una piel más hidratada, luminosa y joven...

Hazel González

El grado de hidratación de nuestra piel y rostro es determinante a la hora de elegir los cosméticos que mejor encajan con ella. Si tienes la piel seca o áspera necesita integrar la hidratación que necesita (¡y merece!) en productos para nuestra rutina beauty. ¿Quieres saber cómo tener una piel radiante? ¡Sigue leyendo!

Introducir una esencia facial hidratante en la rutina de nuestro cuidado es importante. ¿Por qué una esencia facial hidratante es ya un must-have de belleza? Porque consigue una acción antioxidante, hidrata la piel durante ocho horas y la repara. ¡Es un todo en uno!

El éxito de los aceites y esencias corporales se debe a su eficacia y al funcionamiento genial para pieles ásperas y deshidratadas, además dejan la piel luminosa, estupenda.

Cuando buscamos la sensación de suavidad perfecta,a veces las cremas no alcanzan. Es más, hay que darle una oportunidad a las nuevas esencias faciales porque son ligeras, de rápida absorción y te permiten vestirte inmediatamente.

En el ritual de belleza diaria la esencia está entre la limpieza y la hidratación: una vez que has desmaquillado y limpiado bien tu rostro, después de aplicar el tónico, tienes que darte la esencia, antes del sérum y de la crema hidratante. Se debe aplicar tanto por la mañana como por la noche.

Entre los beneficios que aporta la esencia destaca la hidratación. Y uno de los problemas principales que tiene cualquier piel madura es precisamente la sequedad. Con la edad la piel, además de arrugarse, se vuelve más áspera y pierde su luminosidad. La esencia es una fórmula con una acción hidratante y antiedad perfecta, que mejora la textura de la piel, haciéndola más suave y devolviéndole la luminosidad perdida.

Beneficios del uso diario de la esencia en tu rostro

  • Aumenta la hidratación
  • Mejora la textura de la piel
  • Mitiga las arrugas y líneas de expresión
  • Aumenta la luminosidad

Están destinadas a proporcionar ingredientes altamente hidratantes, como ácido hialurónico y extractos de plantas naturales, para nutrir e hidratar profundamente la piel. Las esencias ayudarán a que el suero y la crema hidratante que uses después se absorban mejor en la piel. Se deben aplicar todas las mañanas y noches: tres gotas en los cinco puntos de la cara (frente, nariz, mejillas y mentón) y cuatro gotas en el cuello y escote. Usando las yemas de los dedos, alisa desde el centro hacia el exterior.

La esencia facial es muy parecida a un sérum, aunque no iguales. Contienen una gran concentración de principios activos que reparan y fortalecen las células cutáneas, pensados para que la piel recupere su aspecto sano.

A %d blogueros les gusta esto: