La Casa del Diablo y su oscuro arte creado con rocas volcánicas

La Casa del Diablo tiene un curioso arte hecho con rocas volcánicas y está envuelta en una tradición macabra

Redacción

Puebla combina historia prehispánica con la riqueza arquitectónica y cultural de las construcciones coloniales. Es un Pueblo Mágico donde dominan los paisajes altos de las pirámides prehispánicas, el volcán majestuoso y la maravilla de las iglesias.


Y sin importar las veces que hayas ido a Cholula, es seguro que pocos conocen La Casa del Diablo.


La Casa del Diablo es una obra de arte en sí misma, o más bien tiene una fachada, dicen los rumores, que fue una casa de adoración satánica. El gobierno de Cholula ha intentado de eliminar el estigma, pero por otra razón.


Las imágenes de la casa datan del siglo XVII y fueron creadas utilizando una técnica llamada “piedras agrietadas”. Esto implicó insertar piedras volcánicas en figuras de formas para crear las diversas imágenes.


Aunque era una técnica bien conocida en toda la región, quizás ninguna casa encarna más esta forma de arte que la Casa del Diablo, atesorando la leyenda y creando este enigmático lugar en San Luis Tehuiloyocan.


El sitio se encuentra a un costado de la junta auxiliar de San Andrés Cholula. El edificio de piedra rejoneada, piedritas volcánicas incrustadas en el revoque del muro forman pequeñas figuras de diversas temáticas.


Pero en realidad no todo es “diabólico” porque las figuras de la fachada, algunas son religiosas, otras históricas y unas más sacadas de la imaginación del autor.


La casona es de una sola planta y se ubica al fondo de una privada contigua a la plaza e iglesia principales de la comunidad. Dicha construcción fue descubierta en la década de los setentas por el Dr. José Antonio Terán Bonilla cuando hacía trabajos de reconstrucción en la zona.


El mismo investigador se dio a la tarea de estudiar esta obra artística, analizar e interpretar cada una de sus figuras. Posteriormente, llegó a la conclusión de que el mural representa, ni más ni menos, que una celebración dedicada al diablo, de ahí el sobrenombre.


Hoy en día, esta casa alberga a la biblioteca principal de la junta auxiliar de San Luis Tehuiloyocan y su nombre oficial es Amoxcalli, cuya traducción literal en náhuatl es “La Casa de los Libros”.


Esta biblioteca ahora es un espacio que alberga diversos textos para acercarse a la literatura. También, ofrece cursos y talleres dirigidos a los niños y jóvenes de la comunidad.


¿Conocías la historia de esta curiosa arquitectura en puebla?

A %d blogueros les gusta esto: